“Nunca me abandones”, Kazuo Ishiguro

nuncameabandonesLa profunda inquietud, desolación y melancolía que produce esta novela quizás se deba a una distopía tan cercana como atroz. Los protagonistas, lánguidos y sosegados, no luchan. La ansiedad existencial de los replicantes de Blade Runner se disuelve: no hay rebeldes. Los pupilos del Colegio de Hailsham, criados y educados para ser “donantes”, nos muestran una humanidad tan cercana como desoladora, y la asunción resignada de su destino se hace conmovedora. Queda la duda si la novela es o no distópica (no transcurre en el futuro, sino aquí y ahora, en Inglaterra; no hay referencias de tecnologías de clonación, se la asume como un hecho social normal) pero poco importa (para mí, sí es distópica).

El fluir moroso del tiempo me parece aún mejor perfilado que en “Los restos del día” (que no es poco decir) otra novela de profunda melancolía. Es precisamente el trabajo de orfebre sobre la temporalidad lo que me gusta de este autor del que he leído tan sólo tres novelas: las dos nombradas y “Cuando fuimos huérfanos”, otra gran novela que transcurre en la entreguerra entre Londres y Shangai. Sin dudarlo, Ishiguro es un verdadero maestro al que es preciso seguirle la pisada.

Texto del 21 jun 2008 (del blog sociocultural). En 2010 hicieron una versión cinematográfica que ví (y me gustó) en los cines Price. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s