Trump-l’œil, Bolsonaro y las democracias schmittianas

Versión en pdf

Naturalishistoria-webUna de las mayores competencias pictóricas de todos los tiempos fue la que sostuvieron, en la Grecia Clásica, Zeuxis de Heraclea y Parrasio de Éfeso. La anécdota está narrada en la Naturalis Historia (74 d.C) de Plinio el Viejo cuatrocientos años después de sucedida. El concurso tenía el propósito de determinar quién era el mejor pintor.

Zeuxis corrió la cortina que tapaba su cuadro y el asombro fue absoluto: había pintado unos racimos de uvas con tal grado de realismo que los pájaros que sobrevolaban por allí intentaban comerlas. Pensándose ganador, Zeuxis le pidió a Parrasio que muestre su cuadro tapado detrás de la cortina. Su sorpresa fue mayúscula cuando comprobó que el cuadro de Parrasio era la propia cortina. Zeuxis tuvo que reconocer la derrota ante el cuadro-cortina de Parrasio.

Esta sabrosa anécdota suele ser contada de manera introductoria en los cursos de historia del arte y de estética en relación a uno de los temas estrella de la disciplina: el realismo y sus problemas. De esta manera desfilan de manera obligada los conceptos de mímesis, naturalismo, objetividad, verosimilitud, ideología en el sentido marxiano, arte-sociedad y un larguísimo etcétera. En el centro del problema planteado por la competencia Zeuxis-Parrasio se encuentra un elemento técnico-pictórico que todos conocemos aunque no lo sepamos.  Seguir leyendo Trump-l’œil, Bolsonaro y las democracias schmittianas