Archivo de la categoría: Literatura

Menú del día: Foucault

¿Propiedad privada? ¿Eso qué es?
Biblioteca personal libre, gratuita y circulante

boton_biblioteca_cuadrado  boton_blog_cuadrado_web

boton_agenda_cuadrado  icono_ciclo_cine_web

Plato principal: M. Foucault – Postre: Miss Bolivia
foucault

Foucault, M. (1961) – Historia de la locura en la época clásica I
Foucault, M. (1961) – Historia de la locura en la época clásica II
Foucault, M. (1961) – Historia de la locura en la época clásica III
Foucault, M. (1963) – El nacimiento de la clínica
Foucault, M. (1963) – Raymond Roussel
Foucault, M. (1966) – Las palabras y las cosas
Foucault, M. (1966) – El cuerpo, lugar utópico
Foucault, M. (1966) – El pensamiento del afuera
Foucault, M. (1967) – Una política de la interpretación. Nietzsche, Freud, Marx (1964)
Foucault, M. (1969) – La Arqueología del saber 

Foucault, M. (1970) – Theatrum Philosophicum
Foucault, M. (1973) – Esto no es una pipa – Ensayo sobre Magritte
Foucault, M. (1973) – Yo, Pierre Riviere
Foucault, M. (1973) – El orden del discurso
Foucault, M. (1973) – La verdad y las formas jurídicas
Foucault, M. (1975) – Vigilar y castigar. Nacimiento de la prisión
Foucault, M. (1976) – Microfísica del poder
Foucault, M. (1976) – Historia de la Sexualidad 1 . La voluntad de saber

…para la gorra, para el bigote, cumbia sin ratis…

Foucault, M. (1981) – Tecnologías del yo y otros textos afines
Foucault, M (et. al) (1982) – Sexualidades occidentales
Foucault, M. (1981-1982) – La inquietud por la verdad
Foucault, M. (1982) – Mas allá del estructuralismo y la hermenéutica
Foucault, M. (1982) – Mas allá del estructuralismo y la hermenéutica (2)
Foucault, M. (1984) – Historia de la sexualidad 2. El uso de los placeres
Foucault, M. (1984) – Historia de la sexualidad 3. La inquietud de sí 
Foucault, M. (1985) – Saber y verdad

Foucault, M. (1990) – Qué es la crítica
Foucault, M. (1994) – Entre filosofía y literatura. Obras esenciales Vol. 1.
Foucault, M. (1994) – Estética, ética y hermenéutica. Obras esenciales Vol. 3.
Foucault, M. (1994) – De lenguaje y literatura
Foucault, M. (1996) – La vida de los hombres infames
Foucault, M. (1997) – Defender la sociedad (Genealogía del racismo)
Foucault, M. (1999) – Los anormales – Curso en el Collège de France (1974-1975)

Foucault, M. (2001) – Hermenéutica del sujeto
Foucault, M. (2003) – El poder psiquiátrico
Foucault, M. (2004) – Nacimiento de la biopolítica (1978-1979)
Foucault, M. (2004) – Seguridad, territorio y población (1977-1978)
Foucault, M. (2008) – Una lectura de Kant
Foucault, M. (2008) – El Gobierno de sí y de los otros- Curso en el Collège de France (1982-1983)

Criterios de selección del menú:

Plato principal: Estética, teoría crítica, estudios culturales, psicoanálisis, feminismo.
Postre: Cantante mujer joven; temática reinvindicativa (feminismo, anticapitalismo, antiyuta); géneros: rap, hip-hop, cumbia, reggaeton.


boton_agenda  boton_ir_a_biblioteca





Herzog, de Saul Bellow

herzog.330x330_q95

HERZOG, de Saul Bellow. Tengo una gran predilección por antihéroes. Ya sé que no soy el único. El personaje central de esta exquisita novela es uno de ellos. Moses Herzog es un ex-profesor universitario cuyos fracasos en todas las esferas (personal, profesional y marital) se canalizan de una manera obsesivamente epistolar. Herzog escribe compulsivamente cartas a todo el mundo, ya sean parientes, gobernadores, jefes, amigos o conocidos. La narrativa epistolar opera como una forma de contacto pero también como refugio o coraza ante un mundo que desborda al pobre Moses. Podría pensarse en las cartas -que nunca enviará- como la telaraña intelectual en la que las emociones del protagonista se ven envueltas, atrapadas.
El aislamiento y soledad de Herzog acentúan su entrañable carácter de antihéroe. La constante rumiación intelectual, que apenas incide en la realidad, hacen de Herzog un adelantado de los tiempos actuales donde millones de mensajes circulantes en móviles canalizan diariamente la compulsión epistolar de estos “herzogianos” de nuevo cuño, cambiando sellos postales por pantallas. Recomiendo leer esta novela tan brillantemente escrita. Bellow es y será uno de los grandes. Como dijo Roth (otro de mis autores preferidos) en un homenaje ante su fallecimiento en 2005: “La columna vertebral de la literatura estadounidense del Siglo XX fue construida por dos novelistas, William Faulkner y Saul Bellow”.

1Q84. Libro 3

1Q84-3El tercer libro se hace un poco más largo que los dos anteriores. Además de Tengo y Aomame, cobra protagonismo Ushikawa, el detective privado. Fukaeri termina saliendo de la narración y el guardaespaldas gay aparece un poco más. Claves: 1) historia de amor con happy end 2) vida/muerte siempre presente 3) metáfora de mundos paralelos se hace más evidente (1984/1Q84; lunas, etc.) y la necesidad de pasar de uno a otro; 4) la metáfora de la NHK, la little people y de la constante vigilancia de la que hay que precaverse; 5) el sexo como vía regia para salir a otro mundo; 6) relaciones edípicas complejas de Tengo, de Fukaeri, de Aomame, de Ushikawa, de casi todos.

Me quedó flotando en el cerebro la frase:“Puede que la vida no sea más que la consecuencia de una mera cadena de acontecimientos ilógicos y, en ciertos casos,  extremadamente chapuceros”, cuando Tengo reflexiona sobre la fotografía de sus padres.

Texto original (febrero de 2012) en tumblr 

1Q84. Libros 1 y 2.

 

1Q84-1y2Acabo de terminar de leer esta última novela de Murakami.  Me encantó. Sus más de setecientas páginas se devoran muy fácilmente. No haré un resumen sino un análisis rápido de lo que destacaría, algo así como claves de lectura:

1) toda una serie de opuestos, como si de “yin y yan” se tratase: Tengo/Aomame, receiver/perceiver, mother/daughter, 1984/1Q84, ficción/realidad, vida/muerte; Vanguardia/Amanecer, paz/violencia. Como si siguiera la tradición que va de “La vida es sueño” de Calderón a Matrix.

2) la literatura metarreferencial: relatos dentro de relatos (“La crisálida del aire” de Fukaeri), la literatura como creadora de mundos que engulle a sus personajes diegéticamente reales.

3) Muy ligado a 2) está la complejidad de la enunciación. La voz narrativa parece explotar en múltiples direcciones (quién habla y desde dónde habla).

4) La historia de amor de Tengo y Aomame mediatizada por la literatura ( “La crisálida del aire” será el nexo que disparará la búsqueda mutua).

5) Treintañeros desajustados de su entorno: tema recurrente de Murakami.

6) Lo que me parece un hallazgo sensacional: la “Little People” que merece un capítulo aparte para relacionarlo con el “Gran hermano” orwelliano.

7) Mundos cerrados (secta) vs. mundos abiertos (el pasaje de 1984 a 1Q84)

8) Sexo explícito como actividad vicaria del desajuste (pero también de la vitalidad) de los personajes.

Texto original (enero de 2012) en tumblr 

Firmin

FIRMIN, de Sfirminam Savage. Esta novela es increíblemente buena y recomendable en todos los sentidos. Mickey, el ratoncito Pérez, Speedy González, Jerry, Minnie, el Topo Gigio y muchos otros ratones humanizados no llegarán nunca a la aventura vital que nos propone este ratón estupendo llamado Firmin. El protagonista comenzó en una vieja librería devorando libros para alimentarse (en un sentido) y terminó devorando libros para alimentarse (en el otro sentido). Este ratón intelectual, simpático pero con una inmensa soledad a cuestas hace que nos sintamos identificados plenamente con sus alegrías, tristezas, temores y fantasías. Experiencias existenciales propias de un Kierkegaard (pero sin su rictus amargo) en el cuerpo de un ratón: la experiencia de amar sin ser amado, conocer sin poder transmitir lo conocido, desear sabiendo que será imposible alcanzar el objeto causa de deseo; pero, por sobre todo, un amor incondicional por los libros y la lectura como fuente y
generadora de vida y experiencias, algo así como Don Quijote y sus novelas de caballería. Es increíble que un ratón sea más humano que un humano sin dejar de ser ratón. Esta novela, publicada en 2006, seguramente quedará en la historia grande de la literatura. La primera traducción al castellano es de 2007.

Texto original en:

http://sociocultural.tumblr.com

(25 jul 2008)

 

 

Hombres sin mujeres

hombres_sin_mujeresHombres sin mujeres (2014, 2015 ed. española). El último libro de Murakami no es lo mejor de este autor pero de sus siete relatos (todos relacionados con el desamor y el desencuentro) me quedo con dos: la triste historia del doctor Tokai, “Un órgano independiente”, en el que éste muere de pena por amor; y la paródica y kafkiana (literalmente kafkiana) historia en reverso de Gregor Samsa, “Samsa enamorado”, en la que el protagonista hace el viaje de vuelta de “La metamorfosis” de Kafka: De insecto se convierte en ser humano y, por si esto fuera poco, termina perdidamente enamorado de una joven cerrajera aunque sin saber muy bien que es eso del “sexo” y el amor humano.

 

 

Huevo de plomo

Los “Cuentos siniestros” de Kobo Abe fueron una grata sorpresa. Me resultó desopilante el cuento Kobo Abe“El huevo de plomo”. Trata de un ser humano que, encapsulado en 1986, debía salir de la hibernación un siglo más tarde. Hubo problemas y la salida de la hibernación se retrasó un poco: 600 mil años, más o menos. La relación con los hombres-plantas del futuro (ludópatas empedernidos que se aburren hasta el hartazgo y que detestan su obligada inmortalidad) es de lo más desopilante que se pueda creer. El libro entero vale tan solo por ese cuento cuyo título, por cierto, es también el del volumen que reúne a otros excelentes cuentos pero que fue traducido por el increíble de “cuentos siniestros”. (El huevo de plomo, 1957, traducido al castellano en 2011).

Texto original en blog sociocultural

Kafka y el doble vínculo

I) Kafka y el doble vínculo. Hace unos pocos meses apareció el tercer volumen de la monumental biografía de Kafka por su mayor biógrafo, el alemán Reiner Stach. Se trata del Kafka de los primeros años. Las reseñas sobre el libro se multiplican por todos lados y todas son laudatorias. Mientras esperamos la traducción al castellano, vale hacer mención a uno de los puntos tratados por Stach y recogidos por las reseñas: la situación de doble vínculo vivida por el joven Kafka y que nos da una pista (una gran pista en realidad) sobre el sentido profundo de su escritura. El doble vínculo, desarrollado por Bateson y Paul Watzlawick, se refiere la situación comunicativa en la cual un sujeto es el receptor de dos mensajes contradictorios que, por tal razón, le abocan a un callejón sin salida: el sujeto no puede actuar eficazmente ante el emisor del mensaje ni cumplir sus expectativas, haga lo que haga. El clásico ejemplo de Bateson para referir el doble vínculo relacionándolo con el inicio de la esquizofrenia es la situación familiar en la cual un niño es mofado por ser tímido hasta el punto en que el niño grita de frustración, entonces es reprendido por arrebato. Así el niño aprende dos mensajes contradictorios: debo expresarme para ser aceptado y no debo expresarme para ser aceptado.  II) Escuela y casa: Stach señala que en una postal dirigida a Felice Bauer el 9 de octubre de 1916, Kafka se refiere a un maestro que durante la lectura de La Ilíada, decía a sus alumnos que, si bien debían quemarse las cejas estudiando las obras de Homero, no entenderían nada de ellas. Kafka escribe a su prometida que las observaciones de su maestro le produjeron en aquella época “más impresión que la Ilíada y la Odisea juntas”. Parece ser que en la casa también imperaba el doble vínculo: Según recuerda Kafka en Carta al padre, Hermann Kafka ordenaba a sus hijos comportarse durante las comidas de acuerdo con determinadas reglas de urbanidad que él mismo nunca cumplía. Stach sostiene que esta situación patógena de doble vínculo marcó a fuego al pequeño Franz y de ello hay una muestra en la situación de algunos de sus personajes: Josef K. en El proceso o por K. de El castillo. Es increíble como estas pequeñas anécdotas desconocidas por todos nosotros sobre la vida de Kafka sirvan tanto para poder comprender el sentido de su escritura magnífica pero sofocante. Poder entender desde donde escribía Kafka, gracias a esta biografía de Stach, arroja una gran luz sobre algo que hasta ahora se nos escapaba. Espero ansioso la traducción de ese tercer tomo.

Texto original en:
http://sociocultural.tumblr.com